11 enero 2012

No hay que preocuparse por encontrar las palabras correctas, sino las más sinceras. 

4 comentarios:

  1. Justo y cierto, gracias por recordarmelo ;) ¡saludos!

    ResponderEliminar
  2. Que fotografía más bonita y que gran verdad.

    ResponderEliminar
  3. mejor recomendacion imposible, jeje besos

    ResponderEliminar
  4. El problema es cuando las verdades son grandes mentiras y las mentiras se truecan en verdades, jugar con las palabras a veces nos convierten en dioses, porque la misma palabra da y roba VIDA

    ResponderEliminar